Tomboy nos muestra cómo lo que debería haber sido un verano más para una niña de 10 años se convierte en una difícil etapa en la que a través de la inocencia debe descubrir su identidad sexual y saber cómo relacionarse con los demás.

Desde Save the Children trabajamos para construir un mundo y una sociedad más justa con la infancia, atendemos las necesidades de los niños y niñas y nos aseguramos de que sus voces son escuchadas, voces como la de Laurie, la protagonista de esta historia.

Con frecuencia, la violencia contra la infancia se agrava cuando los niños y niñas que la sufren forman parte del colectivo LGTBI y son especialmente vulnerables a sufrir acoso o ciberacoso por parte de su entorno más cercano.

Como organización dedicada a la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo, en Save the Children manifestamos la necesidad de garantizar la identidad sexual y la no discriminación de todos los niños y niñas y su bienestar mental.

En España y en todo el mundo, seguiremos trabajando cada día para asegurar que todos los niños sobreviven, aprenden y están protegidos. Seguiremos luchando para que todos los niños, como Laurie, tengan derecho a un futuro y a poder elegir sobre él.